5 fases que atraviesa un apostador hasta llegar al éxito

Comparte, que no cuesta nadaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Imagina que un día te da por correr después de estar mucho tiempo sin hacer deporte. Seguramente no se te ocurrirá apuntarte a una maratón al día siguiente sino que intentarás marcarte unas pautas para poder conseguir tu meta en un tiempo marcado en una serie de fases, quizá sean 5 fases o seis o las que sean.
Este proceso también se puede aplicar a las apuestas y por eso no puedes esperar hacerte millonario al día siguiente de registrarte en una de las diferentes bookers que te encuentras en internet, necesitas pasar por 5 fases.
Como ya he comentado en otros posts y seguiré repitiendo porque me parece fundamental, solo un 5% de las personas que apuestan puede vivir de ello. Eso solo llega después de horas y horas y días y días de trabajo, de sacrificar tiempo que tenías destinado a otros momentos de ocio. Si piensas que el mundo de las apuestas es tan fácil como sentarte delante de la tele y ver fútbol y decidir sobre la marcha quién gana o quién pierde estás muy equivocado.
Tener éxito supone invertir mucho tiempo de estudio, de análisis de cuotas, empaparse de conocimientos, saberse las alineaciones de los partidos y no parar de aprender nunca. En todo ese tiempo te puedo asegurar que te desesperarás porque ganar en este mundo supone demostrar que sabes más que una máquina, o que una casa de apuestas como es el caso.

Las 5 fases por las que pasa un apostador
No hay atajos para triunfar en las apuestas, tendrás que superar cada fase

Designed by Freepik

Si estás leyendo esto, para ti ya no es un hobby, no es algo que haces por diversión, de hecho, seguramente ya ni te divierta y te lleves muchos disgustos cuando pierdas, es normal, ahora es tu trabajo y si lo haces bien, una fuente de ingresos para hacer frente a gastos extra.
Como todo en esta vida no se nace aprendiendo sino que se pasa por 5 fases hasta que llegas a formar parte de ese grupo selecto que puede presumir de vivir de las apuestas. No os voy a engañar, pueden pasar años hasta llegar a la última fase, depende de lo disciplinado que seas y también es posible que no llegues, pero en esta página haremos todo lo posible por llegar todos.

1ª fase: ¿Qué hago aquí?

Te acabas de inscribir en una casa de apuestas, o incluso en dos para aprovechar a tope tus bonos y de mejores cuotas, eso es lo que te ha contado tu amigo al menos. Delante de ti hay una pantalla con infinidad de partidos y todo te parece muy fácil, con todo lo que sabes de fútbol, tenis, el deporte que sea, lo tienes hecho y ya piensas en las vacaciones que te vas a pegar.

Sin embargo, lo que te pegas es un batacazo porque no sabes nada sobre cantidades que apostar, has visto el calendario de la jornada pero no sabes qué es un stake y te apuestas 15 euros de tus 100, toda una locura. Haces todo a lo loco, miras partidos con diez minutos de antelación y echas billetes a lo primero que ves. No hay que ser un genio para saber que lo normal es arruinarse y quedarse sin bank.
Puede pasarte algo todavía peor, te puede salir bien la jugada, por eso de la suerte del novato, creer que está todo chupado e ir apostando más y más cantidad hasta que la mala racha llegue (que siempre llega) y no haya manera de parar las pérdidas porque seguirás haciendo lo mismo una y otra vez.
Te aconsejo que no empieces a jugar al doble o nada porque no hace falta que te diga como acaba esa teoría. Reflexiona, mira tus pasos y tómate un tiempo antes de volver a apostar. Estas es la primera de las 5 fases, te queda mucho por aprender pequeño saltamontes.

2ª Fase: Hincando codos

Una vez pasada la toma de contacto, que te puede llevar desde un par de semanas a un par de meses (depende de cuánto apuestes), te darás cuentas de que todo es más difícil de lo que pensabas y que te faltan una gran cantidad de conocimientos. Es el momento de acudir a internet, de empaparse de teorías que te dicen cómo hacerte millonario en tres meses, de descubrir lo que es un tipster y seguirle con los ojos cerrados.

Aprenderás palabras como el hándicap (resulta que no todo es elegir quién gana o quién pierde) y llegado a un punto considerarás que sabes más que nadie y pasarás meses y meses entre ganancias y pérdidas hasta llegar a un punto muerto. Debes saber que 6 de cada 10 nuevos apostantes no sobreviven a los 3 primeros meses en este oficio, nosotros nos encargaremos de que seas uno de los 4 agraciados.
El tiempo que puedes pasar en esta fase es muy relativo, puede ser de entre un año a tres y te aseguro que en todo ese tiempo pasarás por muchos momentos de frustración. Si no lo cuentas explotarás y si lo cuentas se reirán de ti y te llamarán ludópata, pero esta profesión es tan digna como cualquier otra y necesitas resistir para demostrar que se equivocan.
Es más que posible que en todo ese tiempo tengas que exponerte a dos o tres quiebras pero si consigues aguantar, todo dentro de una lógica y sin perder la cabeza, podrás pasar a la tercera de las 5 fases.

3ª Fase: Ni subo ni bajo

He de decirte que después de la tormenta llega la calma. Has decidido que tienes que ser uno de los elegidos para triunfar, has vuelto a meter dinero aprovechando otro bono en otra casa de apuestas y tienes todo listo para empezar. Ya sabes que no puedes fiarte de cualquier “gurú”, no quieres que vuelvan a timarte, lo mejor que puedes hacer es pasarte un par de semanas siguiendo los pronósticos de algunos tipsters y ver si puedes confiar en ellos o no.
Conoces ya todos los entresijos y controlas unos cuantos equipos que ya has decidido seguir por tu cuenta. Has abandonado también las apuestas combinadas o la mayoría de ellas porque dependes de demasiados resultados para ganar y la cuota de 1.5 es tu mejor aliada para sumar poco a poco.
Cuando ves un pronóstico estudias si es viable o no, si tiene sentido el argumento si la cuota se ajusta a la realidad. Empiezas a descartar picks porque el riesgo es mayor que las ganancias y también encuentras valor en algo que antes descartabas sin pensarlo dos veces.
No obstante, sigues atascado, tu bank prácticamente no se mueve, ni baja ni sube porque no eres capaz de manejar bien el stake aún y vas compensando meses de ganancias con meses de pérdidas. Aquí es donde puede llegar el hastío, ves imposible cumplir estas 5 fases y empiezas a pensar que no pierdes dinero pero sí el tiempo.
No olvides que esto no es una ciencia exacta, que por mucho que sepas hay factores que no puedes controlar, si fuese tan fácil no habría casas de apuestas porque no ganarían nada.

Sin embargo cuando ahora mires dónde fallas, casi todo debería ser razonable, es decir que ese rojo que apuntas sería verde en el 90% de los casos. Entre esos fracasos destacarán el empate del Real Madrid con el Legia, la derrota del Barcelona frente al Alavés o el empate del Atlético ante el Rostov, por poner unos ejemplos.

4ª Fase: Mente fría

Ya le has empezado a coger el tranquillo a este negocio y tu objetivo es pagarte las vacaciones o la Play 4 este verano. Tus apuestas siguen siendo bajitas pero aciertas más porque has conseguido reunir un grupo selectos de tipsters de los que no intentan venderte la moto o convertirse en fenómenos mediáticos (no hay muchos pero alguno sí).

Lo importante es no perder el norte y tomárselo como lo que es, una fuente de ingresos extra que no te sacará de pobre ni te permitirá dejar tu trabajo pero podrás darte ciertos caprichos o asumir gastos imprevistos.
La inmensa mayoría de los apostantes que consideran que han triunfado se quedan aquí y ya creen que han conseguido ganar a las máquinas.

Se acabaron los picks locos, los de si echo un euro y sale me forro, los de este equipo tiene que ganar porque es mejor aunque no haya mirado que tiene media plantilla lesionada.

Ahora tu plan es buscar meticulosamente lo que conoces, analizar por ti mismo y comparar con otras opiniones hasta que estés totalmente convencido.

Ya no te queda nada para llegar a la última de las 5 fases, la definitiva

5ª Fase: Éxito total

Si has llegado hasta aquí ahora sí puedes gritar por todo lo alto que has triunfado. Son muchos los que en este punto dejan su trabajo porque les sale más rentable apostar que ir a una oficina mientras se disputan decenas de partidos. El dinero que ganas te paga el alquiler, te da de comer y te lleva de vacaciones, incluso algunos se hacen pronosticadores, con lo que aumentan aún más sus ganancias con promociones, registros etc.
Ahora formas parte de ese 5% que puede vivir de este negocio, puede que te haya llevado varios años pero has conseguido el sueño que te planteaste al principio y con un poco de suerte sin perder una cantidad excesiva de dinero.
Llevas un control exacto de todo en lo que apuestas, los beneficios que te da y analizas al milímetro todo lo que te interesa. Consultas todos los medios necesarios para lanzarte y tienes un gran número de archivos de Excel con datos básicos para que no se te escape nada.

Es momento de inventar tu propia apuesta segura, aquella en la que confíes y creas que se va a cumplir en un porcentaje muy alto y que te permitirá vivir de esto y también ayudar a los demás so quieres.

PD: No es necesario pasar estas 5 fases, te puede valer quedarte en cualquiera de las anteriores, todo dependerá de la finalidad por la que te has iniciado en este mundillo. Anota en una Excel, libro de notas, lo que sea, la cantidad de dinero que has metido hasta el momento para que no pierdas el norte y no termines arruinado.

Comparte, que no cuesta nadaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies